domingo, 12 de diciembre de 2010

Raices

...Y salimos a dar la cara al viento con los ojos abiertos, a mirar bien la cara de los oprimidos, la mueca triste de los olvidados, el hambre secular de los sinnada. Fuimos aprendiendo calle a calle el cruel abecedario del garrote, celda a celda el dialecto brutal de la tortura, ley a ley la oficial injusticia de la cárcel. Con el miedo, las lágrimas y el asco nos fuimos madurando, con la necesidad de pan y de sonrisa hicimos las trincheras, por encima del odio uniformado levantamos la estrella y para respirar juntos el aire liberados nos pusimos la vida en bandolera, nos armamos de amor y entramos en combate...

No hay comentarios:

Publicar un comentario